dimecres, 30 de maig de 2018

Porqué inventando una mamá?

Estos días andamos un poco, mejor dicho, un muchísimo liados, y es que toca volver a empezar, nuevo trabajo para papá, nueva ciudad para la familia entera, nuevos retos y nuevos proyectos. Es decir, toca volver a reinventarse.
Todo esto que ha ocurrido muy rápido, casi como un bofetada, me ha hecho darme cuenta de que no os había explicado el porqué del nombre de mi blog.
No me quiero poner melodramática pero en mi vida me ha tocado reinventarme varias veces, aceptar los golpes que da la vida y salir fortalecida de ellos o afrontar cambios bruscos como el que estamos atravesando ahora. No es que pueda decir que mi vida ha sido dura o difícil, pero tampoco ha sido fácil.
Intentar quedarme embarazada supuso, como ya sabéis, un camino complicado al que a las trabas físicas hubo que sumar otros factores como son lo problemas económicos, inestabilidad laboral y sobretodo la larga enfermedad de mi madre. Cuando empezamos a plantearnos el embarazo no teníamos una presión muy alta, habían problemas que solucionar mientras tanto, pero cuando poco a poco la cosa fue encajando y los problemas diluyéndose llegaron los problemas más físicos.
En este punto ya estaba claro que tendríamos que pasar por RA y la seguridad social no nos lo iba a cubrir por los tiempos de espera y nuestra edad. Así que en este momento hubo que superar muchas barreras pero principalmente dos, la emocional y la económica.
La emocional, que os voy a contar, es difícil y tienes días mejores y otros peores y fui capeando e temporal pasito a pasito. La barrera económica nos obligó a buscar las mil y una para poder afrontarlo: clases particulares por las tardes de repaso y de piano, venta de artesanía por Internet y en ferias los fines de semana...
Aunque finalmente me quedé embarazada de forma espontánea creo que la búsqueda del embarazo me hizo reinventarme una vez más, la maternidad ya ni os cuento.
La verdad que para asumir estos retos siempre he sido muy "echada para adelante", me tiraba a la piscina casi que sin mirar con la convicción de salir a flote, sin miedo. Ahora mismo estamos en un nuevo momento de reinicio y no se si será por lo rápido que ha ocurrido todo o por miedo a hacer algo mal que repercuta en el bienestar de la enana, pero por primera vez puedo decir que aunque ilusionada ante el cambio estoy muy asustada.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada