dilluns, 9 d’abril de 2018

ESTAMOS EN TRATAMIENTO DE FERTILIDAD. Contarlo o no?

Cuando tomas la decisión de empezar con el tratamiento de fertilidad o si ya estás en ello puede que tengas el dilema de compartir o mantener en secreto el proceso por el que estas pasando.
Cada persona es un mundo y conoce sus circunstancias y el ambiente que le rodea, en base a eso decidirá si compartirlo y con quien o cuando, pero creo que hay algunas pautas que te pueden ayudar a decidir:
En primer lugar,hagas lo que hagas no debe suponerte más estrés.
Si decides contarlo seguramente te sentirás arropada y te quitarás de encima las preguntitas de ¿y tu para cuando?. En los momentos de bajón tendrás un hombro sobre el que llorar, y en los de euforia alguien con quien compartirlo.
Una de las desventajas de contarlo es que te estén preguntando al respecto, y que aún con cariño te generen más estrés. En este caso creo es tan simple como decirlo,"mira estamos en tratamiento de RA pero estoy agobiad@ y te agradecería que no me preguntes al respecto, ya te iré contando yo". Quizá pienses que es un poco radical decir algo así y que la otra persona te pregunta porque quiere formar parte del proceso, pero creo que hay momentos en la vida en que hay que ser egoísta y tener claro lo que se quiere aguantar y lo que no, además en este caso hay que evitar el estrés en la medida de lo posible. Imagina que saben que el día tal te hiciste una inseminación o una FiV y la cosa no ha ido bien, si te preguntan y en ese momento no te apetece dar explicaciones o volver a recordarlo pasaras un mal trago. Si ya has avisado que serás tu quien comunique como van las cosas, siempre serás tu quien maneje la situación.
Si decides no contarlo, que no sea por esconderte o por vergüenza sino por decisión. No poder concebir sin "ayuda" no es algo de lo que avergonzarse ni por lo que esconderse, es un proceso por el que has decidido pasar, les guste o no a los que te rodean, y por tanto sólo tu y tu pareja tenéis derecho a opinar.
En este caso has de tener en cuenta que no contarlo implica no compartirlo, ni los momentos esperanzadores ni los malos, y esto te puede generar sentimientos de soledad y por tanto, generar más angustia.
Piensa que puedes elegir contárselo a unas pocas personas de tu entorno, con quien te sientas a gusto y en confianza y que sepas que van a darte su apoyo y comprensión. Yo lo hice así,lo comenté con aquellas personas que sabía estarían a mi lado y me darían su apoyo sin atosigarme.
Si me lees cuéntame algo, porfa!

1 comentari:

  1. Yo habría hecho lo mismo que tú, contárselo a las personas con quien tenga confianza y que me van a apoyar.
    Saludos, Crisent.

    ResponElimina